3 razones por las que ETH2.0 traerá una revolución económica a corto plazo (1/2)

3 razones por las que ETH2.0 traerá una revolución económica a corto plazo (1/2)


En esta serie de dos artículos abordaremos en castellano las razones aportadas por Adam Cochran por las cuáles ETH 2.0 será una revolución económica y social.

En este primer artículo analizaremos todas las medidas que afectarán al corto plazo a la subida del precio del mismo y los cambios que generán.

En los próximos meses, se espera la transición de la red de ETH a su versión 2.0 que incluirá uno de los principales cambios de la red en los que pasaremos de un sistema de minado basado en Proof of Work a un sistema de Proof of Stake, que en el caso de Ethereum como veremos en profunidad en uno en los siguientes puntos, obligará a tener un stake de 32 ETH.

No hay texto alternativo para esta imagenNo hay texto alternativo para esta imagen

Este cambio afecta al mecanismo de consenso de la red y a su funcionamiento en general, dado que perderá importancia el poder computacional y pasará a depender de la confianza que se tiene en la red, demostrable mediante el bloqueo de nuestro ETH dentro de la misma. Este cambio de paradigma, implicará que la red pasará a tener un nuevo modelo económico que afectará positivamente a la red y que pasaremos a demostrarme mediante los siguientes 7 puntos, imitando el análisis hecho por Cochran.

1ª Razón: Inversores «Activos»

No hay texto alternativo para esta imagenHabitualmente los inversores buscan retornos de entre el 3-5% dependiendo de la cantidad invertida.

Como hemos comentado, el paso de PoW a PoS obligará a los inversores a bloquear su dinero por un determinado tiempo, como es lógico, buscarán una rentabilidad que supere el 3-5% dado que el riesgo asociado a esta tecnología es mucho mayor que en los mercados tradicionales. Para alcanzar este nivel dentro de la red de ETH2.0 se necesitaría bloquear entre 10M – 30M +

Debido al nuevo modelo de consenso que se presenta en la red, durante los primeros días no se podría retirar ese dinero a voluntad, lo que obigará a la red a ofrecer unos retornos mayores, dado que muy pocos inversores tomarán ese riesgo.

Esto significa que para llegar a los nivles de retorno tradicionales (3-5%) debemos de bloquear entre un 10-30% de todo el circulante de Ethereum que tenemos en la actualidad, esto implica que si un 30% de poseedores de Ethereum toman la delantera serán los que obtengan un mayor rendimiento por el bloqueo de su patrimonio.

Esta situación, propiciará que todos aquellos grandes inversores (ballenas) y mineros que habitualmente son los que ofrecen liquidez al mercado, se lo pensarán dos veces antes de vender.

En una situación en la que el 30% de la oferta desaparece abruptamente, el mercado se encuentra ante una situación conocida como «shock de oferta». Habitualmente, este shock en la oferta suele llevar a un incremento en el precio del producto / servicio, como hemos podido ver en muchos de los productos esenciales durante esta crisis del COVID19 (Mascarillas,etc.)

Por lo tanto, el mero hecho del bloqueo de ETH para ser parte de la red conllevará a una subida del precio.

2ª Razón. Segundas Rondas de Financiación

No hay texto alternativo para esta imagenEl shock de oferta propiciará que los inversores que están buscando un retorno de entre el 3-5% no solo se beneficiarán de este interés, si no que además, conseguirán un aumento del 2X, 3X, 4X… sobre su principal calculado en moneda fiduciaria.

Por ejemplo, una persona que bloquea 100 ETH y obtiene un 3% por el mismo, cobrará su retorno por el bloqueo de su capital y además verá un incremento en su principal dado que el precio del ETH en dolares subirá (pudiendo duplicarse, triplicarse, etc.)

Esto llevará al inversor a repetir esta acción durante varias rondas hasta que el precio de ETH en moneda fiduciaria se estabilice.

Aunque no tendrá el mismo impacto que en la primera compra, este proceso puedo repetirse 2/3 rondas dependiendo del precio que alcance.

3ª Razón. FOMO por parte de los pequeños inversores

No hay texto alternativo para esta imagenEste acrónimo que en inglés significa fear of missing out. Que podría traducirse como miedo a quedarse fuera.

En el caso de los pequeños inversores, que habitualmente suelen reaccionar tarde a los cambios de mercado (entran tarde en la subida de precio o se salen tarde en la caida) es muy habitual sentir este miedo, que les lleva a meterse en el mercado sin importarles los retornos, únicamente no quedarse fuera.

Un claro ejemplo en el mundo crypto fue durante 2017, cuando muchos usuarios veían una subida de precios y querían ser parte del mercado. En esa época, existía una gran barrera para poder entrar en el mercado, dado que no existían muchos exchanges y todos ellos tenían que realizar un proceso de KYC/AML que llevaba varios días lo que dificultó mucho el acceso.

Hoy en día existen muchas más posiblidad de acceso y la mayoría de pequeños inversores ya son parte de los mismos lo que llevará a que todos a la vez traten de no quedarse fuera de esta subida lo que implicará en el corto plazo lo que se denomina como un shock de demanda.

Por lo que nos encontramos con un mercado donde hay un shock de oferta con un bloqueo del 30% de los activos de la red y por otro lado con un shock de demanda, con pequeños y grandes inversores tratando de sacar el máximo provecho de un mercado en incremento.

Este es un claro mecanismo que lleva a los inversores a tener más miedo de quedarse fuera motivando así a que el ciclo continue y que más inversores quieran formar parte de la red, llevando a un incremento en el precio de ETH.

Conclusión

Como podemos ver, el bloqueo de activos obligatorio para ser parte de la red nos llevará a un shock de la oferta, que a su vez motivará a muchos inversores a continuar reinvirtiendo en la red con la intención de aumentar sus retornos que generará una sensación de miedo de perder la oportunidad a muchos otros pequeños inversores.

Todas estas medidas conjuntas llevan a grandes aumentos en el precio de ETH en su valoración en moneda fiduciaria, generando que el ciclo se siga repitiendo hasta que poco a poco se vaya viendo un aplanamiento en la variación del precio.

Ahora que ya sabemos como afectarán al corto plazo todas estas medidas, en el siguiente artículo de esta serie veremos que ocurrirá en el largo plazo.

Artículo orginal de Adam Cachran