Gestión de Smart Contracts basada en datos

Gestión de Smart Contracts basada en datos


Cualquier empresa o institución que comience a incluir Smart Contracts, basados en tecnología blockchain, en los servicios ofrecidos a sus clientes, necesitará monitorizar, optimizar y mejorar dichos servicios digitales basándose en datos en tiempo real.

 

Desde Changetheblock queremos hacer una primera introducción básica al respecto.

¿Qué deberíamos medir para optimizar un servicio de Smart Contracts?

Ingresos y Gastos

Lo primero es identificar los Smart Contracts como un activo digital más, y como tal debería tener su propia cuenta de resultados.

En la “columna” de ingresos podríamos identificar:

  • Ingresos por alta y firma del Smart Contract.
  • Ingresos por comisiones si los contratos hacen referencia a transacciones automáticas con terceros.
  • Ingresos por renovación y mantenimiento.

Si partimos de la base que uno de los puntos fuertes de la tecnología blockchain y su aplicación en Smart Contract es el ahorro de tiempo, recursos e intermediarios, tendremos que monetizar ese ahorro.

¿En cuanto valoramos económicamente el tiempo?

¿Cuánto ingresamos si el tiempo ahorrado se aplica a otros procesos?

Nos parece fundamental realizar este ejercicio aun sabiendo que es difícil y complicado, ya que no estamos acostumbrados a contabilizar y darle valor económico al tiempo.

En la columna de costes, incluiremos todos aquellos gastos generados para crear el Smart Contract:

  • Coste de generación de plantilla si fuera necesario
  • Coste de generación (burn cost)
  • Costes de mantenimiento de la plataforma.

Centrados en el usuario

Aplicando los KPI´s más clásicos de las métricas digitales, sería necesario disponer de un cuadro de mando o dashboard que permitan monitorizar el servicio en unos pocos datos:

  • Smart Contracts firmados o dados de alta.
  • Smart Contracts activos o ejecutándose automáticamente
  • Smart Contracts en construcción
  • Funnel de generación del Smart Contract o como mejorar los procesos de creación analizando fugas, pain points y tiempos medios de consecución.
  • Smart Contracts erróneos
  • Smart Contracts expirados
  • Smart Contracts próximos para caducar.

El llevar a % sobre el total de Smart Contracts estos KPI´s, nos dará una visión global del estado del servicio de una forma directa y sencilla.

Si tu empresa se dedica a ofrecer servicios de Smart Contracts a terceras empresas, te aconsejamos que incluyas una capa superior a estos datos, la de cliente, con la que podrás analizar la evolución online del servicio y sus economics por cliente.

 

Medir y Escalar

Si somos capaces de unir los KPI económicos con los operativos en un dashboard, tendremos una poderosa herramienta de toma de decisiones con el objetivo de optimizar y mejorar el servicio y, sobre todo, estimar los ingresos de aplicar Smart Contracts en otros servicios digitales en los que pudieran aplicarse dentro de la organización.

Creemos que esta es la clave de la transformación digital en su más amplia definición.

Incorporar las tecnologías que mejor se adaptan a nuestros negocios de forma escalable, testando, midiendo y volviendo a medir las nuevas iniciativas.

Blockchain y sus diferentes usos y aplicaciones han venido a ayudar en esa transformación digital que está en boca de expertos y del mercado en general, pero al que está costando mucho incorporarlos en sus procesos, por desconocimiento de la tecnología en sí misma, regulación legal, miedo a lo descentralizado o dudas sobre la rentabilidad esperada.

Quizás la mejor forma de vencer estos frenos sea acometer un primer proyecto con un modelo de análisis de datos coherente y robusto.